Subscriu-te al Pau Global

Introdueix el teu e-mail per rebre el butlletí "Pau Global".

Política de privacitat



Conferències

Julio 2014
L M X J V S D
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3
Agosto 2014
L M X J V S D
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Events

Sin eventos


Las trampas del presupuesto militar del año 2013 PDF Imprimir E-mail
Escrito por Pere Ortega   
Lunes, 17 de Diciembre de 2012 10:52

El presupuesto del Ministerio de Defensa (6.913,6 millones de euros) desciende en su conjunto un 6,7% respecto al año 2012. Pero esta reducción se produce si solo se tienen en cuenta los gastos consolidados del Ministerio más los de los Organismos Autónomos.

Si añadimos los gastos de las clases pasivas militares, de la mutua militar, de las contribuciones a organismos militares internacionales, del cuerpo militar de la Guardia Civil y de los créditos en I+D militar del Ministerio de Industria, entonces la cuantía se dobla y asciende a 13.708,3 millones. Si, además, a ello se le suma la parte proporcional de los intereses de la deuda de Defensa que, en su conjunto y debido a la mala salud de la economía, aumentan de manera importante -un 33,7%-, y por último, las aportaciones extraordinarias que durante el año se producen y que en los últimos diez años, vista la liquidación anual del presupuesto, da un promedio de 1.398 millones, entonces, el gasto militar real previsto para el año 2013 asciende a 16.492 millones de euros y representa tan sólo una disminución respecto del año 2012 de un 3,15% (Tabla 1).

Estas cifras, traducidas en indicadores, representan un gasto militar diario de 45,18 millones, lo que equivale a 359 euros por capita anuales, un 1,55% del PIB y un 4,32% del presupuesto total del año 2013 (Tabla 2). Las partidas que sufren un mayor retroceso son, en primer lugar, las aportaciones en I+D militar, un 52%, pero que aún así reciben 363,4 millones para investigaciones en nuevas armas y, en segundo lugar, las inversiones en armamentos, que retroceden un 43% y reciben 551 millones.

Tabla 1. El gasto militar inicial de España (años 2012/2013)

en millones de euros corrientes

Conceptos

Año 2012

Año 2013

2012/2013

Ministerio de Defensa

6.316,44

5.937,00

 

Organismos Autónomos del Ministerio de Defensa

1.095,30

976,65

 

Total Ministerio de Defensa

7.411,74

6.913,65

-6,72%

Clases pasivas militares

3.344,35

3.352,97

 

ISFAS (Otros ministerios)

577,52

549,18

 

Guardia Civil (Ministerio del Interior)

2.733,52

2.659,18

 

Créditos I+D (Ministerio de Industria)

582,77

218,15

 

Organismos militares internacionales (Ministerio de Exteriores)

14,95

15,20

 

Total Defensa criterio OTAN

14.664,85

13.708,33

-6,52%

Intereses de la Deuda Pública

1.169,78

1.385,38

 

Total Gasto Militar inicial

15.834,63

15.093,71

-4,68%

Diferencia inicial/liquidado

1.194,61

1.398,73*

 

TOTAL DESPESA MILITAR FINAL

17.029,24

16.492,44

-3,15%

Gasto militar final/PIB

1,62%

1,55%

 

Gasto Militar inicial/Presupuesto total Estado

4,75%

4,32%

 

* Estimación calculada con la media del período 2003-2012

Fuente: Elaboración propia a partir de los Presupuestos Generales del Estado


Pero esa disminución en I+D e inversiones es engañosa, pues bien puede ocurrir lo mismo que en años anteriores y se acaben superando los 1.000 millones. Este mismo año se han superado todos los récords del decenio: se ha concedido un crédito extraordinario de 1.827,7 millones (septiembre 2012) para pagar los compromisos con los cazas Eurofigther, el blindado Leopardo, los Buques de Acción Marítima, el helicóptero Tigre, los misiles Iris y Spike y el obús de 155mm. Pero además se han completado otras partidas, como es el caso de las operaciones militares en el exterior, denominadas de manera eufemística de mantenimiento de la paz, cuando lo que las fuerzas armadas españolas están llevando a cabo en Afganistán es apoyo a una guerra; y en el océano Índico, se protege a los atuneros que expolian los caladeros de Somalia. Partida a la que cada año se le asigna una exigua aportación de 14,36 millones, y en abril de 2012 se aportaban 753 millones más desde el cajón de sastre denominado Fondo de Contingencia. Otra partida que debería ser motivo de cuestionamiento por parte de la opinión pública y que de momento ha aportado 243 millones a las arcas de Defensa es la generada por ingresos propios, pues es producto, o bien de la venta de armamento en desuso, o de la venta de patrimonio público en manos del Ministerio de Defensa. Este Ministerio es uno de los mayores propietarios de patrimonio del Estado, cuarteles, viviendas, campos de tiro, bases e instalaciones diversas por todo el territorio, y en los últimos años los diferentes gobiernos han autorizado la enajenación de mucho de su patrimonio. Ingresos que se incorporan al presupuesto y se destinan, mayoritariamente, a la compra de armamentos.

Tabla 2 - Principales Indicadores del gasto militar en España (2012-2013)

Indicadores

2012

2013

Gasto militar diario

46,65 millones €

45,18 millones €

Gasto militar anual por habitante

368 €

359 €

Gasto militar / PIB

1,60%

1,55%

Gasto militar / presupuesto total

4,70%

4,32%

Variación gasto militar

-6,33%

-3,15%

Inversiones militares

1.365,52 millones €

769,18 millones €

Inversiones militares / total de inversiones

9,23%

5,90%

Variación inversiones militares

-31,12%

-43,68%

I+D militar total

756,82 millones €

363,44 millones €

I+D militar / I+D total

11,83%

6,13%

Variación I+D militar

-24,38%

-52,03%

Fuente: Elaboración propia a partir de los Presupuestos Generales del Estado


Estas modificaciones han aumentado el presupuesto de Defensa en 2.826,7 millones, lo que representa un incremento –y una desviación respecto al presupuesto inicial- a septiembre de 2012 de un 27,6%. A finales de año puede ser un incremento superior, cuando se había anunciado que disminuía un 8,8%, una reducción que se ha convertido en una estrepitosa falsedad. Así pues, hay recursos para aumentar las fuerzas armadas y no los hay para incrementar el gasto social o el desarrollo de la economía productiva.

Tabla 3. Modificaciones Presupuesto de Defensa año 2012

(en millones de euros corrientes)

Créditos extraordinarios

1.827,77

Partidas ampliables

753,09

Transferencias

2,80

Generados por ingresos propios

243,08

Total

2.826,74

Fuente: Elaboración propia a partir de los Presupuestos Generales del Estado

De los 551 millones en inversiones, la asignación más recortada es la de los grandes Programas Especiales de Armamentos (PEAS), los aviones Eurofigther, blindados Leopardo y Pizarro, helicópteros Tigre y NH-90 y así hasta 19 grandes programas de los cuales se adeudan a las empresas militares 32.000 millones. En el presupuesto de 2013 se propone una cifra de 6,84 millones. ¿Ocurrirá lo mismo que en 2012 y a media legislatura se volverán a proporcionar más créditos extraordinarios para pagar las armas? La respuesta la ha dado el secretario de Defensa, Pedro Argüelles, en la Comisión de Defensa (8/10/2012), quien ha asegurado que no descarta recurrir de nuevo a créditos para hacer frente al pago de los PEAS.
Los apologetas de la defensa armada esgrimen como principal argumento en defensa del gasto militar los enormes beneficios que reportan a la economía nacional la producción de armamentos, por los efectos del trasvase de tecnologías en I+D a la producción de bienes civiles. Una especulación demostrada en contadísimos casos, y al contrario, sí que se demuestra que el gasto militar entorpece el crecimiento de la economía productiva. Pues, como muestran los PEAS, se genera endeudamiento y déficit público. Además, las industrias militares españolas reciben un trato de favor por parte del estado con los créditos (ayudas) en I+D, lo que las convierte en dependientes (parasitarias) del Ministerio de Defensa.
Las gentes que proponen una auditoría de la deuda pública en España tienen en la enorme deuda de 32.000 millones, contraída por la adquisición de armamentos, argumentos sólidos para pedir responsabilidades políticas y, porqué no, la condonación de la deuda con las empresas militares, sobre todo cuando esos armamentos no responden a las necesidades de seguridad de los españoles y además destruyen la economía real.



.
 
 

El blog del Centre Delàs

banner-adeualesarmes

Si quieres colaborar para que podamos seguir publicando artículos como este, puedes hacer una donación desde 1 euro en:

logo del centre delàs Centre d'Estudis per la Pau J.M.Delàs - Justícia i Pau
Carrer Roger de Llúria 126 3er 1ª 08037 BARCELONA
Tel: (93) 317 61 77 - Fax: (93) 412 53 84
Correo electrónico: info@centredelas.org

Política de privacidad

El Centre d'Estudis per la Pau J.P.Delàs i Justícia i Pau no necesariamente comparte las opiniones qeu aparecen en los artículos publicados. Los artículos publicados en este portal web pueden ser reproducidos siempre y cuando se cite la procedencia.